#C82033

La post pandemia ha ocasionado que debamos afrontar nuevos desafíos en muchos sectores, en especial en la educación.

Como si de una predicción de los “Supersónicos” se tratase, el futuro que vivimos es pasar mayor tiempo en casa hiperconectados a la tecnología. De esa manera es como le abrimos el camino a las clases virtuales.

Pero ¿Qué tantos beneficios hay detrás de esto? Hoy en Zegel Ipae, queremos orientarte un poco acerca de todo lo que conlleva ver clases virtuales. ¿Preparado?

¡Comencemos!

¿Qué es la Educación Online?

La educación online (también llamada virtual), es el desarrollo de distintos programas cuyo objetivo es formar o enseñar a través de la Internet.

Aprender bajo este contexto requiere de equipo tecnológico para una apropiada comunicación. En una misma línea, es necesario contar con computadora o laptop, webcam, micrófono y una conexión estable a Internet.

Alumnos y maestros pueden interactuar en plataformas especiales sin necesidad de compartir el mismo espacio físico a la hora de aprender.

El futuro y las Clases Virtuales

Surgen muchas contradicciones o críticas con respecto a las clases virtuales o educación online.

Adaptarse a una nueva modalidad de estudios sin contar con los elementos físicos como el espacio, la interacción escolar con otros alumnos y profesores, actividades prácticas, entre otras cosas, puede afectar el desenvolvimiento del estudiante.

Sin embargo, así como hay algunos detalles negativos, existen más puntos positivos de lo que se piensa. El problema que la Covid-19 ocasionó en el mundo fue un detonante para la adaptación tecnológica.

Y si bien hay otras formas de adquirir conocimiento como YouTube, Foros, Blogs, etc., no cabe duda de que ser acreditado por una escuela especializada en formación es una ventaja en el campo laboral.

En Zegel Ipae nos preocupa mucho el futuro de nuestros estudiantes y por eso hemos adaptado las medidas correspondientes para no entorpecer la modalidad de estudio que ofrecemos.

8 beneficios de la Clases Virtuales

1. Clases en cualquier parte ¡Y a tiempo!

Si nos vamos a la educación tradicional, entre los principales problemas que nos encontramos es que un alumno suele tener dificultades de llegar a su casa de estudios. Esto sucede por distintos factores como el tráfico o problemas personales.

Por lo que con las clases virtuales estos problemas serán cosa del pasado. Es posible tener la libertad de entrar al contenido de las clases sin importar el momento del día y prácticamente desde cualquier dispositivo inteligente (claro que lo más apropiado es usar una computadora o laptop).

2. Libertad de repasar clases

Un problema común a la hora de ver clases presenciales era la limitación de acceder de nuevo al conocimiento. Llegaba un momento que incluso teníamos que grabar con una cámara toda la clase para poder repasar más tarde.

La historia es diferente cuando empezamos a estudiar con clases virtuales. En la misma línea, tendremos el acceso completo a las clases impartidas sin ningún problema. Gracias a ello, ya no tendremos que preocuparnos o estresarnos si se nos pasó por alto uno de los temas. Con esto en mente, definitivamente se convierte en un beneficio de estudio.

3. Malla escolar definida

Entre otros beneficios de ver clases en línea es que todos los programas educativos están desarrollados siguiendo una estructura cada semana de tareas y trabajos poniendo fechas límites.

Las metodologías que se usan a la hora de calificar a un alumno pueden presentarse de varias maneras; un examen online, realizar deberes, exponer o hacer presentaciones, entre otros.

Por lo que la flexibilidad que otorgan las clases virtuales se logra complementar muy bien con la malla escolar. Además, es una interesante manera de poder organizar los tiempos y poco a poco desarrollar un orden de trabajo.

4. Retroalimentación

Otros de los beneficios de ver clases virtuales a comparación de la tradicional es la retroalimentación inmediata que uno puede recibir. Si pensamos en el método tradicional, lo que se hacía normalmente era completar un examen, lo entregábamos y teníamos que esperar algunos días para ver el resultado final.

Por supuesto, el solo hecho de pensar en esperar días para ver un resultado podía ocasionar estrés o miedo. Por otro lado, si nos vamos al ámbito virtual, los exámenes suelen manejarse de otra forma.

Existe una mayor velocidad en cuanto a respuesta y de hecho, los resultados suelen salir el mismo día. Teniendo esa rapidez de nuestra parte, nos permitirá enfocarnos mejor en otras clases y olvidarnos del estrés post examen.

5. Más responsables

Las clases virtuales exigen al alumno una organización fuera de distracciones para completar con éxito la malla escolar. Puede sonar difícil, pero una vez logrado, se comprende mucho mejor la importancia de la responsabilidad.

Estudiar en línea requiere de muchas medidas previas para aprovechar al máximo las horas de clases. Si bien existe una enorme flexibilidad en este tipo de trabajos, la responsabilidad es clave para mantenerse al día con las actividades.

En resumen, las clases virtuales nos “empujan” a convertirnos en personas más responsables.

6. Participación en clases

El miedo a equivocarse suele ser la cohibición de muchos alumnos en la formación tradicional. Es decir, no sienten esa seguridad a la hora de participar por lo que terminan dejando que otros lo hagan y muchas veces, esto afecta negativamente sus notas.

En las clases virtuales esto no es así. No solo porque se puede participar teniendo en cuenta que nadie está viéndote, sino que hay muchas maneras de hacerlo; chats, comentarios, puntuaciones, etc.

Participar en la modalidad online es más fácil o por lo menos, eso es lo que piensa la mayoría.

7. Horario flexible

Los centros de estudios tradicionales manejan horarios que tal vez, a muchos estudiantes les complica su segunda vida (trabajo). Normalmente, terminan por sacrificar una hora de clase para poder llegar a tiempo a sus otras responsabilidades.

Esto no sucede dentro de las clases virtuales. El acceso a una plataforma para el aprendizaje online otorga la oportunidad de tener más control. De esa forma, es posible obtener el beneficio de no perderse el contenido y al mismo tiempo, no descuidar el trabajo de medio tiempo.

8. Habilidades digitales

Como último beneficio de estudiar con clases virtuales es que además de aumentar el conocimiento, también adquirirás las habilidades en informática.

Poco a poco te será más fácil adaptarte y dominar el ámbito digital por lo que aumentará más tu confianza y productividad de trabajo. Conceptos como Drive, Trello, DropBox, entre otros, te parecerá algo muy normal.

Lo mejor es que a futuro, este tipo de aprendizaje servirán en el ámbito laboral.

¿Dónde tener una educación virtual en Perú?

En la Escuela Zegel Ipae podrás estudiar la carrera profesional online que más se acomode a tus necesidades. Nuestras carreras ofrecen 200 créditos y podrás completar la carrera en solo 4 años.

Asimismo, nuestro grado de bachiller es equivalente al grado universitario.

Para saber más, accede a todas nuestras carreras a través del siguiente enlace y participa en una clase modelo sin costo alguno.

Accede a todas nuestras carreras aquí